Button Text! Submit original article and get paid. Find out More

18 años después este policía recibe la mejor recompensa de su vida por rescatar a una niña



NOTICIA:

Las llamas consumían rápidamente el pequeño piso, Josibel Aponte, una pequeña de tan solo 5 años estaba a punto de correr la misma suerte que su tío que yacía a su lado: morir asfixiada por el humo. 

 
En aquel momento Peter Getz, policía que atendía la emergencia, logro ingresar entre las llamas y rescatar a la pequeña niña a quien tomó en sus brazos y prestó los primeros auxilios. 
 
Josibel estaba prácticamente muerta, no tenía pulso ni respiraba. Él la tiró al suelo y comenzó a practicar RCP (Reanimación Cardiopulmonar). Con lágrimas en sus ojos intentó a toda costa que la niña pudiera respirar y para el momento en que lo logró su júbilo le hizo salir corriendo a un hospital.
 
Usó su patrulla policiaca para trasladar a la niña con ayuda de algunos colegas. Finalmente lograron estabilizar los signos vitales de la pequeña Josi, como él le llama ahora. 
 
18 años después Peter asiste con profunda satisfacción en su mirada, a la graduación universitaria de Josibel, quien alcanzó el grado de Magna Cum Laude, uno de los más altos reconocimientos académicos. 
 
Una vez más sus ojos se llenaron de lágrimas cuando la vital y alegre estudiante recibía su diploma con altísimos honores, y solo ellos 2 sabían lo que esto significaba. 
 
Una inmensa alegría, como si fuera su propio padre, su pecho se infló de orgullo y se sintió la persona más importante del recinto, aunque pocos conocían la historia. 
 
 
Josibel siempre recordó a su salvador y al invitarlo a su graduación le expresó:Eres, después de mi madre, la persona más importante en mi vida, porque sin ti no estaría aquí, quiero que me acompañes en mi graduación como si fueras el padre que nunca tuve. 

¡DÉJANOS TU COMENTARIO!

Comentarios