Él es Sorence Owiti Opiyo, originario de Kenia, quien podría perfilarse como uno de los hombres con mayor suerte pues tiene un pene 10 veces más grande que