loading...
Button Text! Submit original article and get paid. Find out More

DE ESTAR A PUNTO DE MORIR A CAMPEONA DEL CULTURISMO FEMENINO, ASÍ SUPERÓ NICOLA KING LA ANOREXIA



NOTICIA:

Anoréxica desde los 16 años y campeona del culturismo femenino siete años después, así se podría resumir la vida de Nicola King, una británica que ha confesado que el culturismo, una actividad basada en ejercicios físicos intensos, le salvó la vida. La joven, de 24 años, ha publicado recientemente un libro en el que narra su experiencia e intenta ayudar a otras chicas que se encuentran en la situación que ella padeció durante años.

A día de hoy, Nicola es la ganadora dentro de la categoría de «Mejor transformación del cuerpo», en el campeonato británico de élite «Pure», pero hace tan solo un par de años, esta misma joven fu ingresada en cuidados intensivos y los médicos les dijeron a sus padres que se despidiesen de su hija puesto que sus órganos vitales se estaban cerrando. «Si no fuese por mi familia y el culturismo, no sé si todavía seguiría aquí», declaró durante una entrevista. «Ir al gimnasio me ha dado un motivo para levantarme por las mañanas. Es mi terapia, un tubo de escape y una sensación liberadora para ver mi cuerpo de manera positiva y saludable».


Campeona en la categoría de «Mejor transformación»– Instagram

Nicola comenzó a contar las calorías con 16 años y cayó en las garras mortales de la anorexia, que la obligaba a negarse a comer durante semanas enteras, e incluso beber agua. «Ha sido un camino muy largo desde entonces, pero por primera vez me siento orgullosa de mí misma», declaró durante la entrevista. «Todavía lucho a diario porque aunque he vencido a la enfermedad,nunca desaparece por completo».

Perdió el pelo, el periodo desapareció y sufrió mucho. Rozando la mayoría de edad su masa corporal era la de un niño de ocho años. Sobrevivió milagrosamente después de estar sedada más de tres semanas, alimentada a través de un tubo, y fue dada de alta seis meses después, en junio de 2012. A partir de ese momento, Nicola comenzó a ir al gimnasio a diario, pero no fue hasta que se involucró por completo en la práctica del culturismo, a finales de 2015, cuando su vida cambio radicalmente. «Me hospitalizaron porque llevaba meses sin comer y alrededor de tres semanas y media sin beber agua», explicó. «Mi cuerpo se estaba cerrando poco a poco. En dos ocasiones, los médicos aseguraron que me quedaba muy poco de vida, sin embargo ellos nunca perdieron la fe en mí».

¡DÉJANOS TU COMENTARIO!

Comentarios