Button Text! Submit original article and get paid. Find out More

El hijo descubre al amante de su madre ocultándose. Lo que sucede después no tiene precio



NOTICIA:

Las vidas nos ponen en muchas ocasiones en circunstancias difíciles, pero otras nos hacen votar el estrés por la carga de humor que tienen consigo. La siguiente anécdota que queremos compartir contigo, es un poco cómica, pero en realidad te ensenara que en muchas ocasiones lo niños, aunque inocentes, nos ensenan grandes lecciones.

Una madre joven que tenía un hijo de 9 años, le era infiel a su marido hace un buen tiempo. El niño se preguntaba cuál era la razón de que su madre se encerrara tanto tiempo con su amante en la habitación, de modo que un día se escondió en el closet para ver lo que ellos hacían, sin embargo, nadie conto que ese día el marido llegaría a casa más temprano de lo normal, de modo que cuando el marido entra a la casa, el amante se mete al closet y encuentra al niño.

El niño que fue descubierto, puso el juego a su favor, diciendo: Este oscuro aquí ¿No?, a lo que el amante contesta: Si, lo está. En ingenioso niño responde: “Tengo una pelota aquí”, a lo que el amante responde “Eso es bueno”. De pronto el niño comienza a ofrecerle la pelota al amante en venta, pero este se rehúsa, Sin embargo, el niño le dice: “Le contare a mi padre todo entonces” De modo que el hombre finalmente tuvo que comprarle la pelota en 250 dólares al niño.

La semana siguiente, ocurrió exactamente lo mismo, sin embargo, pero en esta oportunidad el niño intenta vender al amante de su madre un guante de béisbol. El amante vuelve a rehusarse, sin embargo, el niño sigue insistiendo en contarle todo a su padre. De modo que es desafortunado debe comprarle el guante en 750 dólares esta vez.

Días más tarde, el padre del niño lo invita a jugar un partido de béisbol con él, pero a este no le quedó más remedio que decirle a su papa que ha vendido la pelota y el guante por 1000 dólares. El papa queda muy sorprendido, sin embargo, reflexiona y da un buen regaño al niño haciéndolo ir a la iglesia a confesarse. Cuando el niño entra en el confesionario oscuro, lo primero que se le ocurre decir para aplacar los nervios es: “Esta oscuro aquí”. A lo que el sacerdote le contesta: “No empieces con esa basura de nuevo niño”1

No puedes negar que esta anécdota es muy cómica, razón por la cual ha sido muy compartida en todo el mundo… compártela tú con alguien que le esté pasando lo mismo…jejejejje es broma.

¡DÉJANOS TU COMENTARIO!

Comentarios