Button Text! Submit original article and get paid. Find out More

Lo trató como a un perro toda su vida. Cuando lo rescataron ladraba y no sabía caminar



NOTICIA:

Una joven de tan solo 20 años de edad fue detenida por autoridades en el municipio de Chicontepec, Veracruz, por torturar, someter, agredir psicológicamente y tratar como perro a su hijo, un menor de tan solo 4 años de edad, al que maltrataba constantemente y culparlo por el abandono reciente de su padre.

Vecinos de la mujer, identificada como Sandra Elena Ramírez Vidal, de tan solo 20 años de edad, fueron los que dieron el aviso a las autoridades municipales, al escuchar gritos de dolor diariamente provenientes de la casa de esta mujer.

Al poco tiempo acudieron elementos de la policía municipal a investigar el lugar y al hacer una breve investigación confirmaron lo peor: el menor se encontraba atado y con múltiples heridas en todo el cuerpo, por lo que inmediatamente fue detenida.

Cabe destacar que pese a su edad, el menor no sabía hablar ni caminar debido a la condición en como se encontraba desde los dos años e incluso ladraba.

Poco después las autoridades confirmaron a medios locales que Sandra Ramírez torturaba y golpeaba a diario al menor por un resentimiento al abandono del padre, argumentando que su nacimiento arruinó su relación y ella solamente buscaba deshacerse de él haciéndolo sufrir día con día, al grado de que el menor sufriera un traumatismo psicológico que le impidiera hablar y caminar.

maltrato

Entre otro de los descubrimientos aparecieron una serie de fotografías en el celular de la mujer, donde se muestra al menor amarrado a un poste de madera donde hacía sus necesidades, con la espalda y el cuerpo completamente herido y con visibles rasgos de desnutrición.

La madre confirmó que en ocasiones el menor pasaba hasta una semana sin recibir agua ni alimento y llegaba al grado de desmayarse por su debilidad y hasta ese momento ella lo reanimaba dándole de comer y beber.

La mujer fue puesta a disposición de las autoridades, donde podría pasar hasta 10 años en prisión por el maltrato físico y psicológico de su propio hijo, mientras que el menor de 4 años de edad se encuentra bajo custodia del DIF municipal de Chicontepec, donde recibirá los tratamientos adecuados para su rehabilitación en lo que dan con el paradero del padre de este niño.

¡DÉJANOS TU COMENTARIO!

Comentarios