Button Text! Submit original article and get paid. Find out More

Mujeres que gritan “Oh my God!” en la cama deberían estar en la cárcel, dice pastor



NOTICIA:

 

Pues bien lo dice el mandamiento: “no pronunciarás el nombre de Dios en vano”… pero qué culpa tienen ellas si los caballeros las hacemos invocar al creador a la hora del mete-saca. En fin, eso no importa para el fundador y pastor principal de la Iglesia de Cornerstone en San Antonio, Texas, quien clama castigo para las féminas que nombran a su patrón de manera errónea:

“SI ME PREGUNTAN MI OPINIÓN, NO HAY MÁS GRANDE PECADO EN TÉRMINOS DE MAL USO DEL NOMBRE DE DIOS QUE EL QUE HACEN LAS MUJERES DURANTE LA INTIMIDAD. ES UNO DE LOS MÁS SUCIOS, DESPECTIVOS, SABROSOS, Y PECAMINOSOS USOS DEL NOMBRE DE DIOS QUE SE ME PUEDEN OCURRIR. SI FUERA POR MÍ, PONDRÍA EN LA CÁRCEL A TODA MUJER Y JOVENCITA QUE LO HICIERA”.

Aunque no especificó dónde escuchó el jacarandoso “Oh my God!”, John Hagee señaló para Newslo que ha percibido el mal uso del nombre del creador y aterrorizado se ha dado cuenta que nadie hace nada: “en este mundo de crímenes y muertes, una simple blasfemia no recibe la atención que se debe”, lamentó el religioso.

Aunque aclaró que los gemidos sacros son simples pecadirijillos que para muchos de sus colegas son insignificantes y sin importancia, en comparación con cosas más heavy que ocurren en el mundo, “ése es el problema”, ya que además de invocarse a Dios en jadeantes sesiones de sexo, también se hace en muchos otros ámbitos… incluso cuando los pastores hacen su chamba sin la dedicación que ello implica: “Si los pastores de una fe empiezan a hacer el mal, ¿Qué se supone que el rebaño haga? ¿Seguir sus pasos? (…) hoy en día las personas cometen pecados por doquier, incluyendo en las casas de Dios, que son los más sagrados de los lugares”.

En fin, la próxima vez que estén echando pasión y su chica no implore el auxilio de Dios, no es que no estén haciendo bien su chamba… simplemente no quiere ir a parar a la cárcel o al infierno.

¡DÉJANOS TU COMENTARIO!

Comentarios