Soy lo suficientemente seguro. Ahora puedo explorar lo que realmente soy, no me importa lo que otros piensan”.


En 2011, Ashton Colby de Columbus, Ohio era una chica de 19 años que competía en concursos de belleza. Pero él se dio cuenta de que su única esperanza para ser realmente feliz era lucir físicamente como hombre, ya que así se sentía por dentro. Los años siguientes él empezó el proceso de transición.


Colby fue entrevistado por el diario The Daily Mail y pidió que él nombre que le fue puesto al nacer permaneciera privado. También reveló que él había sido infeliz sobre su género e incomodo en su cuerpo desde que era pequeño, cuando su mamá quería que practicara ballet y usara vestido. Además su linda apariencia se había convertido en un problema porque su familia le recordaba que era una “chica bonita” con la intención de que olvidara su deseo de vivir como un hombre.

locura

Fue a los 13 años de edad que Ashton confesó a su familia su atracción por las mujeres, sin embargo, aún no sentía que era la persona que quería ser. Las exigencias de sus seres queridos por comportarse como una mujer llevaron a Ashton a ser “una lesbiana femenina y poner mucho esfuerzo en tratar de convencer a la gente que yo era feliz”.

Su apariencia llamó la atención de los entrenadores del certamen de belleza de su localidad, uno de varios concursos que ganó. Ashton asegura que al ganar estos concursos reprimía más sus deseos de ser hombre, pues mostraba al público su belleza y figura femenina de la que en realidad se sentía avergonzado.

paso

En 2011 decidió que el certamen Miss Ohio, el cual podría haberlo llevado a Miss América, sería el último en el que participaría. “Todo el mundo me dijo que iba a lamentar mi decisión”, a excepción de su padre, quien no sólo aceptó sus preferencias, sino que lo apoyó económicamente en su transformación.

En el proceso, Ashton se ha hecho una doble masectomía y después un proceso llamado ‘tatuaje de pezones’. Sin embargo, aún no ha decidido si va a tener una cirugía de cambio de sexo ya que es feliz con su voz profunda, pelo en pecho y los músculos más grandes.

cambio

El joven asegura que decidió mostrar su proceso en YouTube y en redes sociales, para orientar y apoyar a quienes están en la misma situación que él vivió.

“Soy lo suficientemente seguro. Ahora puedo explorar lo que realmente soy, no me importa lo que otros piensan”.

Actualmente, cursa la universidad y vive con su novia, con quien lleva un año de relación.

Pues al final eso es lo que cuenta, que las personas se sientan cómodas tanto por lo que son, como por la forma en que lucen. Creo que Ashton tomó la mejor decisión para buscar la felicidad.