loading...
Button Text! Submit original article and get paid. Find out More

Tips para evita la infección vaginal después de tener relaciones íntimas



NOTICIA:

¿Sabías que un tercio de las mujeres sufre infección urinaria después de mantener relaciones íntimas? Pues sí, la cistitis es un mal bastante común, sobre todo después del verano. Y las jóvenes de entre 20 y 30 años son las más afectadas, según una encuesta del Centro de Información de la Cistitis.

Las altas temperaturas, los días de playa, las tardes en el chiringuito con un mojito en la mano…en esta época del año cualquier excusa es buena para que nuestros niveles de testosterona estén por las nubes y el deseo de tener un revolcón sea mayor que en otras épocas . Además, hay más tiempo libre para pasarlo junto a nuestra pareja o conociendo a gente nueva. Total, que llega septiembre y las consultas porcistitis son más habituales que nunca.

Y eso lo saben bien expertos como el doctor Manuel Fernández Arjona, urólogo del Instituto de Medicina S3xual (IMS) y jefe de sección del Servicio de Urología del Hospital Universitario del Henares, que tiene algunas recomendaciones para ti.

Gérmenes que están implicados en la cistitis

La cistitis puede ser causada por bacterias, hongos o virus. Al principio la infección se localiza en la uretra y luego sube hasta la vejiga. La bacteria E.coli, que se encuentra normalmente en el intestino, es una de las principales causantes. Estas bacterias se eliminan mediante la orina, pero cuando no se orina lo suficiente, o las bacterias se multiplican demasiado rápido se produce la infección.

La primera, recurrir a preparados farmacéuticos de arándano rojo americano que cuenten con un registro sanitario, “ya que han tenido que demostrar su eficacia y seguridad, además de contar con el asesoramiento del farmacéutico”. Pero no es el único consejo de este experto para evitar la cistitis después del tener una relación íntima:

 

1. Hidratación, un must: ya sabes, tienes que beber al menos un litro de agua al día.

2. Preocúpate de tu higiene diaria: y para ello, qué mejor que utilizar jabones neutros.

3. Orinar cada dos o tres horas: sobre todo, vacía la vejiga antes y después de mantener relaciones íntimas

4. ¿Ajustada? No, gracias: evita las prendas que no te dejan ni respirar porque pueden ser causa de tus dolores a la hora de orinar.

Beneficios del arándano contra la cistitis

Las propiedades de este fruto rojo contra la cistitis se atribuyen a las proantocianidinas. Estas dificultan la adhesión de las bacterias, en especial de la Escherichia Coli, sobre el epitelio de las vías urinarias y evitan así el proceso infeccioso.

Según el Libro Blanco del arándano, avalado por la Sociedad Iberoamericana, es necesario consumir suplementos de este fruto durante 30 días seguidos para conseguir que la E. coli no vuelva a repoblar el tracto urinario. Es aconsejable repetir la toma por lo menos tres o cuatro meses al año.

Según algunos expertos debería tomarse una cápsula diaria por 10 días. En cuanto a la dosis, la dosis óptima aconsejable es que al día se ingieran por lo menos 36 mg de proantocianidinas (PAC). La mejor pauta de administración sería darlo en dos tomas para garantizar una actuación uniforme.

El arándano carece de efectos secundarios e interacciones. Puede tomarse en combinación con antibióticos. No existe ninguna contraindicación en embarazadas ni lactantes.

¡DÉJANOS TU COMENTARIO!

Comentarios